Bititos de arena

La tecnología viaja en el tiempo más rápido que las personas. Devora lo nuevo mientras desecha lo viejo a velocidad de vértigo, y propicia que en la red cada vez se exija más a la nueva información en toneladas de bites que a cada rato se sube desde todas partes del mundo.

En la era de la infoxicación -estamos intoxicados de información y de contenidos de todo tipo-, una redactora de contenidos se ve obligada a multiplicar sus habilidades para poder ofrecer un buen artículo o un buen producto y conseguir los objetivos que tenga que alcanzar en cada proyecto.

¿Cómo se consigue esto? Pues con mucha implicación y trabajo, además de poner en práctica la “content curation”.

El content curator es el profesional que filtra, depura y optimiza la información para transformarla en un contenido…

…que aporte valor y calidad al usuario: Sea en el sector que sea, un artículo debe intentar aportar info nueva y relevante, lo más interesante posible. En otras palabras, algo que te despierte las ganas de seguir leyendo y de compartirlo con otros.

…que sea veraz y contrastada: Factor cada vez más importante para dejar de estar infoxicados. Nos cansamos de leer “burradas” en sitios, fruto de la ignorancia, de la falta de capacidad de contrastar datos o, simplemente, de la irresponsabilidad de algunos.

…que se adapte a los objetivos de engagement (compromiso), que han de formar parte de cualquier proyecto que desarrollemos en la web. La archimencionada “buena experiencia de usuario” no viene a ser otra cosa que el resultado de un uso responsable de los contenidos, dada la confianza que el usuario deposita cuando entra en una web a buscar información acerca de algo.

Y, como siempre, no podemos olvidar que redactamos para SEO, si de motores de búsqueda se trata, y nuestros contenidos siempre han de ser atractivos, no solo para el usuario, sino también para Google.

Máquina de escribir

 Por eso no puedo dejar de mencionar la técnica del copywriting y a los copywriters, como los profesionales que desarrollan textos publicitarios o redactan contenidos orientados a la persuasión de un público objetivo, pues en Internet están directamente relacionados con la curación de contenidos (os habréis fijado qué mal suena en castellano).

El copywriter web adquiere una nueva dimensión, porque ha de integrar unos textos atractivos que tienen que pasar por el filtro de la content curation, siempre respetando la optimización SEO que nos haga amigable a buscadores.

De todo esto se deduce que hay varias profesiones tradicionales implicadas de una u otra manera en la redacción de contenidos web. Desde el periodismo, pasando por la psicología y, desde luego, el profesional del marketing y el escritor de textos para web.

 

En todo caso, estamos siendo testigos de una sociedad reflejada en la Red con mayúsculas, que busca y comparte contenidos, compra y se relaciona a golpe de tecla, y demanda que exista, a la par, un correcto comportamiento por parte de usuarios y propietarios de webs.

Arena en desierto


La veracidad, las buenas prácticas y el respeto nos permitirán construir una Internet fiable y segura que contribuya todavía más al progreso y bienestar de las personas, para lo cual todos podemos aportar nuestro granito de arena, o ¿debería decir nuestros bititos de arena?

Qué curioso que la arena esté compuesta por una cantidad considerable de silicio, al igual que los cerebros artificiales sin los que ya no sabemos vivir.

Nuestra puntuación
¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Compartir

¡Suscríbete Para No Perderte Nada!

Escrito por

Deja un comentario

El email es requerido pero no será publicado.Required

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Otros artículos que pueden interesarte

¡Suscríbete para no perderte nada!