Recordando la definición de CRO:

CRO o Conversion Rate Optimization se define como el conjunto de todas aquellas acciones orientadas a mejorar la tasa de conversión en una web, independientemente de sus objetivos (e-commerce, lead generation, membresía, blog, etc). CRO engloba hoy día en Marketing Digital una linea estratégica de pasos y herramientas para conseguir más conversiones en tu web.

No es la primera vez que mencionamos el CRO en este blog, porque forma parte del objetivo final de un negocio online. En el post sobre cómo aumentar las visitas a mi web ya vimos de forma global una línea de actuación para mejorar la tasa de conversión.

La realidad es que muchas veces ocurre que, una vez hemos puesto en marcha una estrategia de Marketing Digital y hemos seguido todos los pasos para que nuestra web tenga un buen posicionamiento, buenos contenidos y una buena difusión, aún así las conversiones no aumentan todo lo que nos gustaría.

¿Qué podemos hacer entonces? ¿Cuáles son los pasos a seguir? En este artículo, abordamos no solo la definición, sino también los pasos fundamentales para hacer CRO y conseguir más conversiones:

1. Objetivos.

Obviamente, el objetivo final de una estrategia de CRO es aumentar la tasa de conversión, es decir, que el número de clientes o de consecuciones de ventas en la web sea mayor. La tasa de conversión media en una web de e-commerce hoy en día oscila entorno al 1%. En algunos sectores de las webs de leads nos movemos en torno a un 3-5 %.

Con esto queremos decir que los datos que podemos contrastar en un informe actualizado de marketing digital, nos pueden servir para no desmoralizarnos, pero no nos pueden servir para justificarnos. ¿Cuál es tu tipología de web? Según sea tu respuesta, podremos definir la estrategia para atacar los objetivos de aumento en las conversiones.

2. Mercado y competencia.

En este punto es donde debemos hacer un análisis actualizado del mercado. Debemos valorar las necesidades del sector y definir nuestro target. Aunque suene tópico, se recomienda rehacer un breve análisis DAFO (debilidades, amenazas, fortalezas y oportunidades) por si podemos extraer algo nuevo.

Pero algo muy importante es analizar a los competidores:

  • Qué hace la competencia (que no hago yo).
  • En qué tasa de conversión se mueve.
  • Qué herramientas está utilizando, sea a nivel de redes sociales, marketing en buscadores, campañas publicitarias, suscripciones con promociones, etc.

3. Usuario.

Este apartado tiene especial interés por si debemos reenfocar la diana. Es decir, si tenemos definido un target (público objetivo) que no nos está ayudando en CRO, puede que debamos redefinir o ampliar a nuestro cliente objetivo o buyer-persona.

Hablando claro, debemos extraer los datos del perfil de usuario de nuestra web, podemos hacerlo con Google Analytics (muy importante activar la cuenta si aún no lo has hecho) e incluso utilizar las útiles herramientas sociales y publicitarias que nos proporciona Facebook (si estamos en esta red).

Otro factor que puede afectar a nuestra tasa de conversión es saber si realmente estamos llegando al punto de dolor del usuario. Cuando el usuario se pregunta por qué debe adquirir nuestro producto o por qué sucribirse, qué le hace decidirse, entonces estamos consiguiendo llegar a ese punto o client pain point en el que el usuario ha decidido que necesita nuestro producto (y la decisión la toma muy rápido, por lo general).

Puede que tengamos que redefinir la estrategia de marketing digital en cuanto a palabras de búsqueda o presencia en ciertas redes sociales, si detectamos que otros perfiles de edad, sexo o intereses que no estamos trabajando son los que nos buscan en Google (o nos encuentran).

4. Web.

La web requiere actualización constante; en cuanto a la orientación a CRO, hay aspectos básicos que se deben trabajar, como la velocidad de la web, usabilidad móvil o UX, entre otros.

Herramientas sencillas, útiles y gratuitas son Page Speed Insights o Hotjar, para ver aspectos técnicos de funcionalidad web y de SEO, pero también para comprobar a nivel de UX qué páginas o qué partes de nuestra web funcionan mejor y qué partes están fallando. Siempre sin olvidarnos de Google Analytics como fuente principal de datos para una estrategia CRO.

5. Analítica.

No es este un artículo sobre herramientas de CRO, pero nunca está de más recordar que con Google Analytics puedes analizar y segmentar hasta el infinito. Os recomiendo este tutorial del maestro Manu Zanón que nos trae tips muy útiles para principiantes.


6. Mejoras.

Una vez tenemos los datos sobre la mesa, es hora de abordar las mejoras. Cuando hacemos CRO, de nada sirve conocer los errores si no sabemos enmendarlos.

En una web puede estar fallando, como me ha ocurrido con un cliente, el botón de reservas de habitaciones a la hora de convertir. Y una vez detectado, hemos podido corregirlo, agilizar este paso para que solo se solicitaran al usuario los datos imprescindibles, y mejorar así la tasa de conversión, a la vez que bajamos la tasa de abandono de la web.

7. Prueba y comprueba.

Con el mismo GA o con alguna de las herramientas que nos ofrece el propio Chrome, podemos verificar si estamos aumentando los ratios de conversión.

Por último, hay un factor que también debemos cuidar. Es el llamado punto de post conversión: cuando el usuario ha comprado, ¿qué mensaje recibe? ¿Hacemos seguimiento postventa? ¿Solicitamos valoración? En definitiva, ¿estamos premiando la confianza?

Hasta aquí el post de hoy. Esta línea de tiempo con los pasos en una estrategia de CRO es muy útil para trabajar la optimización de la tasa de conversión de una web. En cada fase de la línea, tendremos que hacer las mejoras necesarias y considerar incluso aquellas inversiones monetarias que nos puedan traer la tan ansiada mejora de las conversiones en nuestra web.

Nuestra puntuación
¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Compartir

¡Suscríbete Para No Perderte Nada!

Escrito por

Deja un comentario

El email es requerido pero no será publicado.Required

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Otros artículos que pueden interesarte

¡Suscríbete para no perderte nada!